El Gobierno quiere que Policía Foral asuma las competencias de Guardia Civil y Policía Nacional

El Gobierno de Uxue Barkos quiere que la Policía Foral asuma las competencias que en la actualidad ostentan en Navarra la Guardia Civil y la Policía Nacional, de tal forma que para 2021 ejerza todas las competencias en materia de Tráfico y Seguridad Vial, Seguridad Ciudadana y Medio Ambiente.

La apuesta la materializó este miércoles la consejera de Interior, María José Beaumont, quien anunció que el Ejecutivo va a remitir ya al Parlamento el Plan Director de la Policía Foral 2017-2021, para su tramitación. El documento contempla tres posibles modelos para el Cuerpo autonómico: el de coexistencia actual con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para “garantizar” la “supervivencia” de la Policía Foral y en el que las sucesivas ofertas de públicas de empleo se limitarían a realizar un relevo generacional; uno de complementariedad con el que además de los objetivos del anterior escenario, asuma progresivamente las competencias en Tráfico y Seguridad Vial, y Medio Ambiente; y el modelo más ambicioso, de exclusividad, que es que por el dice apostar el Gobierno de Navarra. Éste requeriría de una plantilla de entre 1.510 y 2.000 agentes (entre 449 policías más y duplicar la plantilla actual), y el coste para las arcas públicas ascendería a 62,3 millones de euros.

Para que la Policía Foral asuma las competencias plenas en Seguridad Ciudadana, Medio Ambiente y Tráfico y Seguridad Vial, es necesario un acuerdo entre el Estado y el Gobierno foral. Al respecto, Beaumont llegó a manifestar ayer que ve factible que el Cuerpo autonómico se haga con Medio Ambiente y Tráfico y Seguridad Vial para 2018, y que también ve posible Seguridad Ciudadana (Orden Público) “con horizonte 2021”.

La titular de Interior indicó que el Ejecutivo foral “ya tenía hablado” que el modelo de la Policía Foral “tenía que ser el de exclusividad”, pero justificó fundamentalmente la apuesta gubernamental por el resultado del proceso de participación ciudadana al que se ha sometido el plan.

Beaumont aseguró que “la mayoría de la ciudadanía navarra” desea que la Policía Foral asuma en exclusividad la seguridad. No obstante, ni la consejera ni el comunicado del Gobierno tras su sesión semanal aportaron datos sobre dicho proceso participativo. Sí los ofreció Interior hace dos semanas, cuando indicó que se habían presentado 101 aportaciones concretas al documento (31 por entidades locales, 4 por sindicatos, 3 por partidos políticos, 2 por particulares, una por asociaciones y 2 por “otros”). De ellas, el 35% se ha inclinado por la exclusividad.

NUEVA LEY POLICIAL

María José Beaumont remite al Parlamento el Plan Director de Policía Foral en medio de la polémica que ha generado su propuesta para una nueva Ley de Policías, que también está en manos de la Cámara y que a día de hoy no cuenta con mayoría para prosperar. Dos de los socios del cuatripartito que sostiene al Gobierno de Barkos, Podemos e Izquierda-Ezkerra, han anunciado que van a presentar enmiendas a la totalidad (o una conjunta) para tumbar el proyecto, debido a que no ha sido acordado por la mayoría sindical de la Policía Foral que conforman APF y CSI-F/SPF. UPN, PSN y PP también han impulsado enmiendas a la totalidad. “El Plan Director no se podrá poner en marcha ni ejecutar sin una nueva Ley de Policías, que puede ser la que el Gobierno ha aprobado, con enmiendas parciales si no se devuelve al Gobierno, u otra. Lo que está claro es que con la ley de 2015 -hoy en vigor- no se podría ejecutar el Plan Director”, advirtió la consejera.

Beaumont busca con una nueva norma la derogación de la ley de 2015 (impulsada por el PSN y los sindicatos ELA, CCOO, UGT y AFAPNA, y apoyada por Bildu, Aralar e I-E), ya que, según dijo, “plantea un escenario muy riguroso en materia de jornadas y retribuciones que hace que no se tenga flexibilidad para que el jefe de Policía Foral pueda organizar las unidades”. Pero su nueva ley está abocada al fracaso. “Es público y notorio que va a haber varias enmiendas a la totalidad a la ley, pero en el Parlamento va a tardar en celebrarse el pleno en el que se debata y en el Gobierno seguimos confiando en que entre la racionalidad y no se devuelva el proyecto al Gobierno”, aseveró Beaumont, quien afeó a Podemos e I-E: “Es una contradicción que haya grupos parlamentarios que apoyan el modelo de exclusividad de la Policía Foral y al mismo tiempo anuncien una enmienda a la totalidad”, afirmó.

LINK DE LA NOTICIA